Modificación tarifas de Retención en la Fuente

Lo anterior no aplica para los ingresos originados en exportaciones de oro que efectúen las Sociedades de Comercialización Internacional (“SCI”), siempre y cuando la SCI haya practicado la retención en la fuente a sus proveedores de acuerdo con el parágrafo del artículo 13 del Decreto 2076 de 1992 respecto de ese oro exportado.

-Las entidades sometidas a la vigilancia de la Superintendencia Financiera de Colombia, actuarán como autorretenedores de rendimientos financieros en dichas operaciones.

-Si quien celebre la operación no es una entidad vigilada por la Superintendencia Financiera de Colombia, la retención en la fuente será practicada por el intermediario de valores del adquirente inicial, para el caso de las operaciones de reporto o repo y simultáneas, y por el del originador en el caso de operaciones de transferencia temporal de valores.

-La base de retención en la fuente será el valor neto resultante de los pagos girados o abonos en cuenta hechos, directa o indirectamente, a favor y en contra del adquirente inicial para el caso de las operaciones de reporto o repo y simultáneas, y del originador en el caso de las operaciones de transferencia temporal de valores. Sobre esta base de retención se aplicará una tarifa del 2.5 %.

-La retención en la fuente por estos conceptos se practicará únicamente al momento de la liquidación final de la respectiva operación sin tener en cuenta cuantías mínimas.

  • Los intereses o rendimientos financieros que perciban las entidades vigiladas por la Superintendencia Financiera de Colombia por operaciones activas de crédito o mutuo comercial estarán sometidos a una tarifa del 2.5 % sobre el componente que corresponda a intereses o rendimientos financieros. Para estos efectos dichas entidades tendrán la calidad de autorretenedoras por concepto de intereses o rendimientos financieros y no se tendrán en cuenta cuantías mínimas de retención.

Los pagos o abonos en cuenta por estos conceptos que tengan señalada una tarifa especial seguirán regidos por las disposiciones especiales aplicables.

  • Los pagos o abonos en cuenta por concepto de servicios públicos domiciliarios y sus actividades complementarias estarán sometidos a autorretención a una tarifa del 2.5 %.  Para estos efectos fungirán como autorretenedores las prestadoras del servicio que sean calificadas como tal por la DIAN.

Dicha autorretención i) se aplicará con independencia de la cuantía, ii) no cobijará los valores facturados para terceros y iii) deberá reducirse en el monto correspondiente a la exención contenida en el artículo 211 del Estatuto Tributario para cada servicio.

Sobre los demás conceptos efectivamente recaudados e incluidos en la factura de servicios públicos, actuará como agente retenedor la empresa de servicios públicos que emita la factura.